Aforismos Famosos



Aforismos inéditos: "Y apenas he encontrado el nombre del abismo: no busco nada que tenga nombre."

Los aforismos, cuando son inéditos, que rozan el carácter de únicos, son capaces de llevarnos a un universo nuevo, impensado, así como a nuevas formas de entendimiento. Los escritores, a veces, buscan darle un significado particular a su escrito, aunque son los lectores los que finalmente le dan significancia a todo escrito. Es así como cobra valor la forma polísemica de la poesía, que se va nutriendo de la multiplicidad de los significados. Algo así como si la poesía se renovara en cada mirada que la lee.

El hecho de haber encontrado este universo fantástico de los aforismos me llenó de ganas de adentrarme más y más en el mundo de las letras, en especial a este cauce de minimalismo absoluto que ostenta el género aforístico en su mejor expresión. Son verdaderos enigmas que giran en torno a su autor y que te llevan de uno a otro escritor en búsqueda de la síntesis verdadera.

Nunca dejo de ahondar en diversos autores intentando encontrar siempre a otros que amplíen mi campo literario, mi infinito mundo de las letras. Recientemente encontré a un poeta argentino que me cautivó por completo, Alejandro Lanús, un escritor lacónico, capaz de encandilarte, tiene diversidad de temáticas en sus escritos y un don particular de no dar nada por sabido, sino que pareciera siempre estar en la búsqueda de nuevos horizontes, tal cual lo describe él mismo en el aforismo; "Y apenas he encontrado el nombre del abismo: no busco nada que tenga nombre."



Aforismos famosos


La idea de ir hacia lo insospechado, de bucear en donde nadie fue antes, de socavar en lo incierto, de arribar a lo no nombrado, hizo que me enamorara de este escritor sudamericano que pareciera volar en los abismos y traer a su regreso un mensaje de lo abismal o de una fosa oscura o luminosa a la que nadie fue. Así es como va reuniendo sus aforismos en esos “Umbrales” que nos dejó en sus libros, fuente de inspiración de los poetas contemporáneos.

He visto sus aforismos pintados en la calle ya sin su nombre, como si se trataran de aforismos universales, es decir de un poeta que ya ha muerto y la gente lo reconoce por sus pintadas, pero en este caso se da el caso inédito de tener esa suerte de homenaje que reciben los grandes cuando han muerto y que la gente no desea que su poesía muera con ellos entonces los recuerdan como sean.

Hoy me siento una privilegiada de saber que he encontrado a uno de los máximos exponentes de los aforismos. Empecé a investigar y descubrí que Alejandro Lanús es discípulo de Antonio Porchia y de Alejandra Pizarnik, pero que a la vez es amante de Emil Ciorán y de Lichtenberg. Eso denota que todo está misteriosamente concatenado, como si existiera un hilo invisible y conductor entre una generación y otra.

Estoy super agradecida porque siento que mi mundo se amplió literalmente. Mi forma de pensar cambió en absoluto, me siento renovada en mi cosmovisión, en cómo veo al mundo. Siento que los aforismos logran agrandar nuestro sentido y darle así nuevas perspectivas a lo preestablecido.

Recomiendo leer “Umbrales” de Alejandro Lanús en la forma que sea, o a través de sus libros, o buceando en Internet, o en las redes sociales, como sea, pero no dejen de leerlo, se van a encontrar con un autor de lo más diverso en sus temáticas, siempre a la altura de cada tema que trata y, sobre todo, está dispuesto a sorprendernos con esos aforismos que elevan al género al plano del arte.


Aforismos famosos

Más información: https://www.alejandrolanus.com



Comentarios

Entradas populares de este blog

Rinoplastia antes y después

Busco Trabajo en Capital Federal

Préstamos online Inmediatos