Aforismos Famosos

Los aforismos famosos abarcan distintas etapas humanidad, van desde el siglo XIX donde sobresalen los pensadores Schopenhauer y Friedrich Nietzsche, ambos filósofos alemanes, pasando por Inglaterra, en el apogeo de la época victoriana, donde se floreó la pluma más aguda del irlandés Oscar Wilde, de su obra se extraen diversas frases y aforismos inmemoriales.

Arthur Schopenhauer y algunos de sus aforismos famosos:
"La cólera no nos permite saber lo que hacemos y menos aun lo que decimos.”  "Nadie es realmente digno de envidia.”  "Para millones y millones de seres humanos el verdadero infierno es la Tierra.” "La rebeldía es la virtud original del hombre."

Friedrich Nietzsche y algunos de sus aforismos famosos: "Tener fe significa no querer saber la verdad.”   "El hombre sufre tan terriblemente en el mundo que se ha visto obligado a inventar la risa.” "Dios ha muerto. Parece que lo mataron los hombres.” "El mundo real es mucho más pequeño que el mundo de la imaginación."

Oscar Wilde y algunos de sus aforismos famosos:  "Perdona siempre a tu enemigo. No hay nada que le enfurezca más.” "La experiencia no tiene valor ético alguno, es simplemente el nombre que damos a nuestros errores.” "El trabajo es el refugio de los que no tienen nada que hacer.” "A mí dadme lo superfluo, que lo necesario todo el mundo puede tenerlo."

A comienzos del siglo XX prevalecen los aforismos del checo Karl Kraus, pero en las entrañas del siglo XX, surgen el filósofo rumano Emil Cioran, el ucraniano Stanislav Lec, con sus “Pensamientos despeinados”, así como el premio Nobel Elias Canetti y los poetas argentinos Antonio Porchia y Alejandra Pizarnik, todos ellos destacándose en el arte de la literatura esencial.

Karl Kraus fue uno de los intelectuales de la “Joven Viena”, pero al poco tiempo rompió con el grupo y fundó su propio periódico Die Fackel (“La Antorcha”) que publicó hasta su muerte, donde solía publicar sus aforismos famosos:” El diablo es optimista si cree que puede hacer más malo al hombre.” "Aparentar tiene más letras que ser.”  "Cuando los padres han construido todo, a los hijos sólo les queda el derrumbarlo.” "La ley básica del capitalismo es tú o yo, no tú y yo."

Emil Cioran abandonó Rumania y su lengua natal para vivir en Francia y adquirir su idioma. Vivió en París hasta su muerte, siempre estuvo ajeno al establishment literario, cínico por naturaleza, toma los aforismos de su precursor, Nietzsche, y sigue profundizando en la desesperación y en la desesperanza, quizá haya sido más nihilista que el propio Nietzsche. Estos son algunos de sus aforismos famosos: "La mentira es una forma de talento.” "Cada ser es un himno destruido.” "Mi misión es matar el tiempo y la de éste matarme a su vez. Se está bien entre asesinos.” "La sociedad no es una enfermedad, sino un desastre. Es un milagro estúpido que consigamos vivir en ella.” "Un instante de lucidez, sólo uno; y las redes de lo real vulgar se habrán roto para que podamos ver lo que somos: ilusiones de nuestro propio pensamiento."

Elias Canetti, búlgaro, fue el único Premio Nobel de literatura de todos los aforistas. Escribió unos libros excepcionales de aforismos que denominó “Apuntes”, donde podemos recordar sus libros “La provincia del hombre”, “El suplicio de las moscas” “El corazón secreto del reloj” y “Hamsptead”. Aquí recogemos algunos de sus aforismos famosos: "Nadie es más solitario que aquél que nunca ha recibido una carta.” "Amor: una serpiente con dos cabezas que se vigilan sin cesar.” "La ambición es la muerte del pensamiento.” "Todas las cosas que uno ha olvidado gritan pidiendo ayuda en sueños."

Simultáneamente, en la Argentina, convivían dos de los máximos poetas que dio el país, un lugar siempre fértil en el universo de las letras. Hay cartas imperdibles de Alejandra Pizarnik a Antonio Porchia a quien consideró su maestro. Estas son algunos aforismos famosos de don Antonio Porchia: "Sé que no tienes nada. Por ello te pido todo. Para que tengas todo.” "Vengo de morirme, no de haber nacido. De haber nacido me voy.” "Si yo fuese como una roca y no como una nube, mi pensar, que es como el viento, me abandonaría.” "Casi no he tocado el barro y soy de barro.”  "Se vive con la esperanza de llegar a ser un recuerdo."

Y estos son algunos aforismos famosos que nos dejó Alejandra Pizarnik: "No quiero ir nada más que hasta el fondo.” "Y la sed, mi memoria es de la sed, yo abajo, en el fondo, en el pozo, yo bebía, recuerdo.” "Aun si digo sol y luna y estrella me refiero a cosas que me suceden. ¿Y qué deseaba yo? Deseaba un silencio perfecto. Por eso hablo.” "Explicar con palabras de este mundo que partió de mí un barco llevándome."

Ya a finales del siglo XX y principios del siglo XXI surge uno de los máximos exponentes del género aforístico -discípulo de Porchia y de Pizarnik- Alejandro Lanús. Es un renombrado escritor de aforismos, su obra fue reconocida y ponderada por María Kodama, Horacio Ferrer, Mario Benedetti, Ernesto Sábato, entre otros escritores contemporáneos. Estos son algunos de sus aforismos famosos: "Es el final del laberinto el que nos devuelve al punto de partida. Pero cada vez que encontramos la salida, el laberinto es otro.” "Nada de lo que tengo en mis manos me pertenece. Ni siquiera mis manos.” "Conozco mil maneras de calmar tu angustia, y no hallo una sola que calme la mía.” "Quizá la nada abrace todo." 

Aforismos Famosos 01

Aforismos Famosos 02


Comentarios

Entradas populares de este blog

Busco Trabajo en Capital Federal

Aforismos Umbrales Alejandro Lanús

Aforismos como Infinitos